He vuelto.

martes, agosto 19, 2008

La estupidez de una garganta sin voz


Maldita seas,

cómo sacarte de mi cabeza

si tengo esos ojos grabados

a fuego

en mi retina.

Cómo decirte aquello

que ya no recuerdo, porque es eso,

¿verdad?

¿O no?


Sabes que es verdad,

ahora y siempre,

nada ni nadie, tras sus lentes tintadas,

da lo que aparenta querer dar.

Raquíticas palabras que no saben expresar

antiguos latidos por tantos (¿te incluyo?) olvidados.


Aunque sé que jamás me leerás, no me importa,

rajo el papel con mis entrañas.

Da igual.

Ignoro si sirve para algo.

Luz exhuberante, ¿quieres iluminar mi voz? ¿O insisto?

4 comentarios:

Mery dijo...

Rei, estas viu??

supose que si pq actualitzes d tant en tant ;)

no mos veem!!! bueno anim en el projecte!!!!!

muakis!

(si, ya se k no te res q vore en lo que scrius, xo com el mail no el mires!!!)

Anónimo dijo...

D'ón vas traure la foto de la xica bruna? Encara que els ulls dels que parles no es veuen, no deixa de donar goix veure-la.

Vico dijo...

Sincerament... vaig robar-la (supose que si dic que vaig oblidar posar la URL baix ningú em creurà) d'un blog. No recorde la direcció, i això que porte com mig hora buscant.

Una llàstima, m'agradava el seu blog.

Anónimo dijo...

XD