He vuelto.

lunes, agosto 04, 2008

Alcoholismo


Diez, doce, veinte cervezas.

Botellas envueltas

en delirium tremens o

en viejas noticias de mañana o

en nuevas de anteayer.

El cerebro da vueltas, exige más...

...pero al hígado no le gusta la idea.

Alcoholismo.


La luz se distorsiona, arriba es abajo

y abajo es el suelo,

Dicen que si es por baja autoestima,

poco amor (propio o ajeno,

más bien ajeno),

adicción toxicómana.

Alcoholismo.


Generalmente suele ser

más sencillo,

una sola palabra:

a b u r r i m i e n t o

(dos acordes de

Kurt Cobain)

a botellazos enterrado.

Hormigas entre las sienes,

cosquilleos donde antes había piel.

Alcoholismo.


No se me levanta.

Da igual, yo tampoco. El suelo es

muy cómodo,

me recuerda al

regazo

de la última Venus

que me acogió

(¿te acuerdas, cariño,

nuestras orgías de

vómito y semen? Qué asco.

Intento olvidarlo, pero me cuesta).

Mañana no me acordaré

de nada. Otra vez.

4 comentarios:

Thehype dijo...

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Yo no vuelvo a pillar la cogorza; para pasarlo mal me inyecto wasabi por el ojete.
Adeu.
pd: dejando a un lado mi experiencia personal que solo interesa a servidora, diré que el escrito es muy plástico, refleja muy bien la degradación del alcoholismo. Ala ya ta, ahora si.

Vico dijo...

Gracias, muchas gracias.

La verdad, debe ser muy duro vivir en ese mundo, no poder salir... si con las que he pillado ya voy servido.... joder.

vaklam dijo...

Una cerveza pa celebrarlo!
Mojinos!

Vico dijo...

¡Un ba *hip* cardí con cola *hip*!