He vuelto.

miércoles, julio 23, 2008

Sacerdotisa


Mientras

Dios,

encerrado

en una falda,

está oculto

entre tu ombligo

y tus piernas,

un Tango diluido

en las gotas

del perfume

que visten tu cuello

resbala

por tu piel sagrada.

Todo se reduce

al ritmo,

al dos por cuatro.

Todo es música.

Todo.

¡Baila para mí!

¡Baila sobre mí!

3 comentarios:

Isa(belyta) dijo...

Le estas cogiendo el tranquillo al asunto este de los poemillas... uh ah!

Eso si... cualquiera te lleva a bailar a tí!

Vico dijo...

¡Gracias!

La verdad es que es más fácil que hacer la o con un canuto. Basta con enganchar 4 frases y que no suene como un tiro. Y van de lujo pa hacer bulto.

Ah, si alguien se anima a financiarme o sabe qué hacer para que me publiquen en algo serio o... soy todo oídos.

Thehype dijo...

Pues nada, a concursos literarios. Aquí en Cataluña tienen bastante afición, sobre todo para Sant Jordi. Por cierto merci por el documental.