He vuelto.

viernes, julio 25, 2008

GP Uropa


Ya está aquí, ya ha llegado la hora del estreno del fastuoso circuito de Valencia. ¡Qué orgulloso estoy de la terreta! ¡Saldremos en la tele! ¡Nada más y nada menos que en la tele! ¿Acaso puede sucederle algo mejor a una ciudad, a una comunidad autónoma (como se empeñan en llamar a este triste puñado de hectáreas desde hace unos años) tan genial como la nuestra?

Va a ser algo grande, pondremos la tele y oiremos al calvo de Telecinco gritando "¡Alonso, Alonso!" y al fondo la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Joder, qué catarsis colectiva nos espera. A la mierda con Mónaco, ya lo dice Ecclestone, debería ser el Gran Premio Mundial de lo chulo que nos ha quedado. Ya estoy viendo las caras de la gran tribuna o como se llame donde se reúnen los grandes entre los grandes de la valenciana clase dirigente. A un lado señores feudales como Don Carlos Fabra, quinta generación de sabios dirigentes al que solo le falta ejercer ya el derecho de pernada. A su lado Agag, el sex symbol patrio y experto comercial, Ecclestone presidiéndolo todo y Paco Camps, un político de verdad, siempre cercano a sus votantes y que, vista su facilidad de comunicación, nada tendrá que ocultar. Y Rita, qué decir de esa mujer, reformadora de pulso firme y amante del deporte. A su alrededor alcaldes supuestamente corruptos hasta las trancas. A su vez, en torno a éstos un puñado de idiotas que se han gastado una pasta para, bueno, que me expliquen qué mérito tiene *ver* cómo unos cuantos coches dan vueltas en torno a una pista, y más pensando como es este país que hasta que surgió cierto asturiano de mal carácter ni cristo sabia qué significaba F1 (no, no me refiero al botón ese que activa la ayuda del "güor").

Y lo peor de todo es que hasta en la playa del pueblo han montado una carpa con, creo playestaciones, barras y churrería; algo me dice que pronto habrá una enorme pantalla. Joder, que si pasara el Gañán por estas tierras mediterráneas lo echarían a patadas por sabio.

"Echar a patadas" me acaba de recordar la movida de otro valenciano de pro, digno de aparecer en los anales históricos de nuestras tierras: Juan Soler. Contacta con Juan Villalonga (ex presidente de Telefónica, lo que viene a ser un tío capaz y con experiencia) para que arregle el equipo y no dejarle hacer nada. Unos días después Villalonga anuncia que va a comprar las acciones de Soler para tener las manos libres y éste, en todo un alarde de liderazgo y buen hacer empresarial lo "tira". Paso del fútbol, pero es que esto me ha hecho gracia.

Vergüenza ajena es lo que siento cuando veo cómo se muere esta triste tierra de perdedores.

4 comentarios:

Mery dijo...

"Fiuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuun!"
Eso y un poco de humo es lo único q podrán ver en el GP, d los pocos capaces de pagar la innombrable cifra que piden por una entrada.

¡Biba la hintelijencia Balenciana!

(que no es igual que la callosina o burrianera jiji)

Respecto a Soler, que se puede esperar de un tio cuyo padre le compra un equipo de fútbol para quitarselo de encima(pq el niño le ha saldo tontito y no le sirve en sus negocios). Y contrata a un ex directivo corrupto para que "arregle" un equipo previa firma de un contrato cuya cláusula de rescisión es leonina. Era de esperar que hiciera todo lo posible para que lo echaran pronto y así embolsarse una buena suma de dinero.

Yhadax dijo...

Ey ey, que esto traerá muchos puestos de trabajo para gente cualificada para atender las barras de bar cuyos únicos requisitos son la buena presencia y estar en "inmejorable forma física" ¿recuerdas?

Me queda el consuelo de que en esas fechas yo me encontraré disfrutando en Londres... yeeeeha!

Vico dijo...

Gracias por los comentarios!

La verdad, esta comunidad es una casa de putas, y mientras tanto disparándose el paro... dentro de poco adelantaremos a Extremaydura, y eso que allá no hay ilegales (o eso intuyo).

Vergüenza ajena.

Mery dijo...

En Extremadura no se cultiva nada? algún ilegal deben tener xD