He vuelto.

martes, junio 29, 2010

mala memoria

quise llamarte, pero olvidé que olvidé tu teléfono.

3 comentarios:

María dijo...

Unos olvidan su teléfono, otros su cara, el color de sus ojos, su nombre...

Andy dijo...

Aprende a olvidarte de olvidar...

vicente dijo...

@maría, yo no olvido ni caras ni ojos ni nombre, tan solo teléfonos (es más: su cara ojos y nombre los recuerdo muy bien) y porque ha sido un caos la mudanza...

@andy, solo olvido lo esencial, los números de teléfono y lo que me hace quedar bien ante las damas. creo que más que aprender a olvidarme de olvidar he de aprender a ser más selectivo con mis recuerdos.