He vuelto.

sábado, enero 10, 2009

Frío

Y después de tantos años esperando

ha llegado el frío de verdad

(y no aquello),

por fin podré decir que tengo

el corazón a temperatura ambiente.

5 comentarios:

[..La chica triste que te hacía reír..] dijo...

Ay, Vico...pues ya somos unos cuantos los que tenemos el corazon a 5º C.

Isa dijo...

Señores, pues no estan las temperaturas para eso... frío con frío no da calor, que aquí las matemáticas básicas no valen, así q ya estais buscando en lo más recóndito de las entrañas para hallar un pelín de calor... que seguro que habrá (a Roberto Brasero... me temo que no le podemos pedir más).

Yo, de momento os mando un besito con... un par de goticas de alcohol, que dicen q caldea.
A cuidarse, y .. jerseys de cuello vuelto!

Vico dijo...

Señoras (gracias por pasar), mejor no rebuscar en las entrañas que lo único que hay son patologías y guiones con mayor o menor grado de congelación, el infierno a 5 grados es estable y hay un silencio que invita a reflexionar; además, ¿qué pasaría si se me descongelara del todo el hábitat?

Por ahora, me parece, lo único que queda por hacer en estos fríos días es olisquear en busca de un rastro de empatía y tomar mucho café (que una cosa es el corazón y otra el estómago) y, por cierto, Isa, jerseys de cuello alto jamás, ¡que el frío está para sentirlo y acordarse de su puta madre!

JaviC dijo...

Muy buena idea la del corazón a temperatura ambiente. Y enhorabuena por el blog, muy completo.

Saludos!

Vico dijo...

Muchas gracias Javi, me alegro que te guste este humilde blog.