He vuelto.

sábado, mayo 24, 2008

Reapertura

¡Hostia! Hoy es veinticuatro de mayo, hace un sol espléndido y éste es el segundo sábado que vivo sin tener que ir a prácticas. Me he decidido a recuperar viejas costumbres, y escribir aquí las cuatro mierdas que se me pasen por la cabeza es una de ellas. Más que nada como ejercicio creativo. Vomitar palabras sin sentido.

¿Sin sentido? Para que tuvieran sentido primero haría falta que existiera ese falso concepto de sentido, ¿no? Como fondo a esta basura de pensamiento tengo a un calvo con una guitarra eléctrica cantándole al amor entre una puta y su cliente. Creo que me estoy rayando. Me dice que lo bueno, como el último trago de una copa, siempre es fugaz. Le creo porque me he dado cuenta que es verdad... se trata de un puñado de instantes escritos con sangre, canciones olvidadas en un cajón, poemas consumidos en la hoguera de la herejía. Arte degenerado. ¡Todo al fuego! ¡Purifica tu mente! ¡Purifica tu vida! ¡Haz caso a Dios y crea obras en su honor, no estos esputos sin pies ni cabeza!

Lo intento, pero... sinceramente... no puedo.

2 comentarios:

[..La chica triste que te hacía reír..] dijo...

Hola! Gracias por pasarte y por tu comentario. La verdad es que tengo ganas de echarle una buena ojeada a tu blog, parece que habrá cosas interesantes que me gustarán.
Con la primera cosa que he visto ya me has conquistado. Radio Last FM con cosas similares a Tom Waits. Argh!! Fabuloso.
Te habrás enterado de que viene a España no?

Mil besos.

Vico dijo...

Sí. Y desde entonces no puedo dormir bien. Me despierto a las cuatro de la mañana con el sueño aún caliente de una llamada telefónica desde Estambul, o una pesadilla con voz de Scarlett Johansson