He vuelto.

lunes, abril 20, 2009

morfina...


...entre tus labios y mi pulgar.

...entre tu pelo y mis dedos.

...en tu sonrisa porque lo imaginas:

tu piel desnuda me lo revela,

tan cerca de la criatura polícroma

de tu escote.

Polícroma. Policroma. Croma. Roma.

Diosa romana -> me lees la mente.

Ya no sonríes. Ahora es otra cosa.

Me enseñas los dientes sin querer,

apenas se dejan entrever

tras la entreabertura,

Mark Sandman sigue muerto.

Low-fi y luces tenues

y tu maquillaje echado a perder

tan cerca de la frontera de tu boca

(donde puse mi primera huella).

Y el corazón que no late susurra

movimientos cadenciosos, sin prisa,

jodidamente rítmicos, miméticos, mesiánicos,

a su manera tántricos. Mortalmente críticos,

condenados a un in crescendo nihilístico,

hasta la muerte, petite ou grande mort,

...la mort... et aussi la mort...

i també aquesta nit seremos parte del disco:

morfina, tú, yo.


Prepárate.

4 comentarios:

ÓNIX dijo...

Hay algo que me gusta de ti y es la colocación exacta y precisa nque le das a la palabra...

Cada letra bien estructurada y una connotación tan única... Mis saludos...

Vico dijo...

Gracias muchas gracias por tu comentario, por pasarte por aquí y por leerme (no precisamente en ese orden, ¿o sí? es tarde). Me alegro que te guste mi forma de organizar las palabras y estos pequeños textos insomnes.

Un saludo, jovenzuela. Hasta la leída.

Maya dijo...

Hola, Vico. Muy buen poema, escribes muy bien. Felicitaciones!!
Te estaré siguiendo! Saludxs.

Vico dijo...

Gracias, Maya. Bienvenida a este pequeño espacio.