He vuelto.

sábado, mayo 22, 2010

barcelona

la luz
la luna que vive sola
la voz
la parada de metro
el mendigo sentado
envuelto en seguridad
la camarera del bar
la despedida
el encuentro
¡sorpresa!
no hay dos caras iguales
jamás
en esta ciudad

el grupo de homenaje
el olor a mierda
los pintas
las tías
los silencios
los barullos
la exclusividad
la masa
la pintura
la música
todo me encanta
en esta ciudad

y el mar
siempre el mar
aunque lo único que me llegue
sea su olor

3 comentarios:

Thehype dijo...

Qué lírica, sobre todo para describir los efluvios que afloraban del subsuelo. Ummm qué olores tan sugerentes... XDD

Andy dijo...

El mar es lo mejor de cada ciudad (te lo digo yo que vivo donde vivo pro él). Deberías dejar de oler y mirar más.

La luna, la camera, las tías, la música... lo demás da un poco igual, ¿no? xD

Vico dijo...

@theHype: cierto es que no hay más bella forma de describir semejante secuestro aromático, ese impulso freático que convierte receptores olfativos en torturadores punitivos, en dioses vengadores cuyos olores marean, cocean, y rasgan el suntuoso equilibrio de la dignidad humana dejando jirones de muecas sin gana, de mirada insana, de venganza catalana.

@andy: mejor todo junto, no? buena música junto al mar, de noche, y bien acompañado.

jummm