He vuelto.

martes, enero 05, 2010

la corona

la miro, vacío, a los ojos,

y veo que está muerta.

y me dice: 'hola'

pero está muerta.

sus gestos son pesados,

su voz cadenciosa

pero rota

rota por los golpes por las palabras

rota por la tumba a la que entró

voluntariamente.

treinta y ocho años

y diez mil de resto humano.

y aún guarda la foto del verdugo

en la pared, tras ella, coronándola,

y la lleva siempre encima

aunque esté desnuda

porque está muerta

y solo recuerda la foto

7 comentarios:

María dijo...

Tal vez si ella está muerta y tú la sigues escuchando es que estéis ambos en la misma situación... Muertos vivientes o vivos muribundos, qué más da.

Vico dijo...

¿De verdad es eso lo que interpretas del texto, María?

María dijo...

No, la verdad es que no. Pero no me da cierto sentimiento de impotencia y rabia ver que al pesar del daño, ella no sepa olvidarlo. Así que me he querido escapar por las ramas. Suponiendo que sí sea eso lo que había que interpretar.

¿Muchas cosas, los Reyes?
Saludos.

Ácida y fluorescente dijo...

ajá, ¿sabes a mi lo que me encanta? tus textos con la etiqueta "sexo", sobretodo "Sophie". A ver si hay suerte, nos conocemos un poco más y te explicaré porqué.

Vico dijo...

@María, eso está más cercano a lo que quería contar. No acaba de ser..... pero bueno, me encanta que mis pequeños textos tengan esas interpretaciones, discutirlo, conversar. Es divertido y muy interesante.


@Ácida, cuando quieras me explicas todo lo que quieras.

Maat dijo...

Voluntariamente... muchas mujeres (y hombres, aunque se dice/sepa menos) cavan su propia tumba o ayudan a hacerlo. Pero aunque la ciudadanía se conciencie sobre el problema, siempre habrán personas como esta y su última imagen será una cara amada que no duda en acabar con ella.
Un besote

Vico dijo...

Sí, ahí está el problema... muchas personas buscan estas situaciones consciente o, lo que es peor, inconscientemente. Lo malo es que a nadie le interesa arreglarlo, es más fácil generar miedo y criminalización que afrontarlo desde la educación. Así nos va.